La Guardia Civil desarticula una organización criminal que introducía grandes cantidades de hachís por las costas catalanas

Han sido detenidas 9 personas e incautado más de 5 toneladas de hachís con destino al mercado europeo

La Guardia Civil, en el marco de la operación PALIKA, ha desarticulado una organización criminal, asentada en Cataluña, principalmente en la provincia de Barcelona, dedicada al tráfico de hachís entre el norte de África y las costas catalanas. Se ha detenido a 9 personas y se ha intervenido más de 5 toneladas de hachís y diversos vehículos.

El valor económico de la droga incautada habría podido alcanzar en el mercado ilícito un precio superior a los 18 millones de euros en Bélgica ó 14 millones de euros en Italia, todo ello teniendo en cuenta el valor medio en estos países, en los que se encontrarían los compradores finales de la droga.

La investigación se inició a principios del año 2021 cuando efectivos de la Agrupación de Reserva y Seguridad de la Guardia Civil y patrullas fiscales de la Comandancia de Tarragona realizaban un control policial en la autopista AP-7, del término municipal de Vilaseca (Tarragona).

Durante el mismo, los agentes observaron el exceso de carga de una furgoneta, cuyo conductor al advertir la presencia del control policial, mostró signos de nerviosismo. Tras indicarle que estacionase el vehículo aceleró el vehículo bruscamente emprendiendo la huida a gran velocidad. Poco después abandonó el vehículo y continuó su fuga a pie.

Una vez inspeccionada la furgoneta, los agentes localizaron en su interior 27 fardos de hachís, que arrojaron un peso total de 985.44 kilos, valorados en cerca de dos 2 millones de euros.

Tráfico de hachís entre Marruecos y la costa catalana

Tras analizar la documentación intervenida, se constató que la sustancia intervenida era parte de un alijo reciente en la costa mediterránea, mediante el uso de embarcaciones semirrígidas, siendo sus responsables miembros de una organización criminal asentada en la provincia de Barcelona y dedicada al tráfico de hachís entre el norte de Marruecos y la costa catalana.

Como consecuencia de las investigaciones, a principios de agosto se detectó un alijo en el litoral tarraconense, concretamente en la playa “Wai kiki”. Se intervinieron 68 fardos de hachís con un peso total de 2.471 kilos y un valor de más de 4’8 millones de euros y una furgoneta de carga.

Debido a la vigilancia en todo el litoral tarraconense, la organización investigada decidió cambiar de estrategia. Por un lado, intentando alijar en el litoral barcelonés, intento que resultó frustrado por el robo de la mercancía en el país de origen y, por otro lado, intentando adquirir una embarcación propia para realizar ellos mismos los traslados por vía marítima. Para financiarse planearon adquirir una gran carga de hachís introducida por otra organización por la costa gaditana, para posteriormente realizar el transporte por carretera desde el sur hasta guarderías ubicadas en la provincia de Barcelona donde realizar su venta.

Los investigadores, conocedores de este cambio de estrategia, establecieron un operativo policial en las principales vías de comunicación terrestre, interceptando en la provincia de Málaga un vehículo perteneciente a la organización cargado con 9 fardos de hachís con un peso de 315 kilos. Posteriormente, se realizó un registro en un garaje de Algeciras donde se había adquirido la droga, descubriendo 47 fardos con un peso de 1.400 kilos.

Tras esta última intervención, el pasado 29 de diciembre de 2021 se llevaron otros 10 registros en las provincias de Barcelona y Algeciras, en los que se detuvo a 6 integrantes de la red.

“Laboratorio” de corte de hachís

Durante la operación se ha podido constatar que los investigados poseían un laboratorio en el que mezclaban el hachís adquirido de mejor calidad con otras variantes que presentaban un bajo nivel de THC o que se encontraban en malas condiciones, con el objeto de poder dar salida a una mayor cantidad de hachís, que distribuían al menudeo para financiar sus actividades.

La operación, dirigida por el Juzgado de Instrucción núm.3 de Reus, ha sido desarrollada por unidades de la Comandancia de la Guardia Civil de Tarragona, Barcelona y Algeciras, además del OCON-SUR, CRAIN, GAR, GRS y UHEL.

Sobre el autor

Suscríbete a nuestro boletín

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies